Federación Canaria de Surf

ISLAS Canarias

En la Isla de Tenerife, el surf es un recurso natural, social y deportivo muy importante y en particular en el Puerto de la Cruz y la Playa de Martiánez, donde viene practicándose desde los años 70, ha pasado ya a formar parte de su identidad. Sin embargo, el actual programa de intervenciones en la Playa de Martiánez supone la desaparición de una de las olas más frecuentadas del entorno. Asimismo, se ha constatado que existen otras zonas potencialmente surfeables y en concreto olas de alta calidad, que actualmente no pueden ser aprovechadas en su totalidad principalmente por problemas de seguridad para los surfistas debido a obstáculos (rocas emergidas) en el recorrido de dichas olas.

 

A través de una investigación científica sobre las características físicas de las olas relacionadas con la regularidad y calidad de las mismas para la práctica del surf, el efecto de los obstáculos sobre estas así como sobre la seguridad del surfista, se quieren plantear las intervenciones necesarias de cara a ampliar y potenciar el aprovechamiento de las zonas de surf del Puerto de la Cruz. El estudio durará aproximadamente seis meses, entre enero y junio del 2012: empezando con estudios previos cualitativos de la zona, la instalación de un sistema de video-monitorización situados en el Hotel Tenerife Playa, la recopilación de datos mediante este sistema durante tres meses así como de datos históricos de condiciones océano-meteorológicas, el análisis de los datos y, finalmente, la comunicación de las conclusiones a través de informes y seminarios. Este proyecto está financiado por el Consorcio de Rehabilitación del Puerto de la Cruz.

 

Como objetivos operativos del presente proyecto se destacan los siguientes:

Cuantificar la calidad y la regularidad de las olas para la práctica del surf en el Puerto de la Cruz así como las zonas óptimas.

Cuantificar la posición y el efecto sobre las olas de los obstáculos (rocas)

Estudiar la posibilidad de mejorar la calidad y la seguridad de las olas quitando una o varias rocas.

Terminada esta fase de diagnosis se procederá a ejecutar el proyecto, interviniendo sobre las rocas y bajas salientes que dificultan el recorrido natural de la ola y que ponen en peligro al surfista. Se trata, por tanto, de un proyecto de vanguardia y de alto componente tecnológico que tiene como objetivo principal el incrementar las zonas en las que se practica el deporte del surf.

Federación

Canaria

de Surf